Está en Netflix, la nominaron a 7 Oscars y es una obra maestra: una película “desoladora y luminosa como la vida misma”

La película ganó tres Premios Oscar en el año 2003 y el tiempo la ha convertido en un monumental documento cinematográfico sobre uno de los episodios más traumáticos de nuestra historia reciente.

A principios de la década de los 2000, el director francés de origen polaco Roman Polanski estrenó ‘El pianista’ (2002), un drama histórico basado en la novela homónima de Wladyslaw Szpilman, un pianista judío trasladado al gueto de Varsovia que escribió sus propias vivencias como superviviente del Holocausto tras la Segunda Guerra Mundial. La trama del filme se centra en los horrores del nazismo a través de su propia mirada, obligando a Spilzman a tratar de continuar con vida escondiéndose de manera sigilosa mientras observa la destrucción de su mundo desde la distancia. La película está actualmente disponible en el catálogo de Netflix.

La comparativa entre ‘El pianista’ y ‘La lista de Schindler’ (1993) de Steven Spielberg, otra película aclamada sobre el Holocausto, ha sido recurrente. Aunque ambas cintas comparten la recreación del gueto de Varsovia, la temática y otros aspectos fundamentales como los enfoques profundamente conmovedores sobre uno de los periodos más tristes de la historia moderna, el filme de Polanski se distingue por una narrativa más íntima y personal, centrándose principalmente en la experiencia individual de Szpilman y su lucha solitaria por la supervivencia.

El filme estuvo nominado a siete premios en la 75º Edición de los Premios Oscar, pero la Academia solo le otorgó tres. Eso sí, las tres estatuillas fueron en las categorías de Mejor director para Roman Polanski, Mejor actor principal para Adrien Brody, y Mejor guion adaptado para Ronald Harwood. Además ‘El pianista’ tuvo un paso triunfal por el Festival de Cannes, donde recibió la prestigiosa Palma de Oro.

el pianista adrien brodyDEAPLANETA

Este largometraje fue elogiado en la crítica de Fotogramas, que alabó la capacidad de Polanski para contar esta historia con una sensibilidad y un humanismo excepcionales y donde se puso de relieve que “no solo es el ajuste de cuentas del autor de ‘Chinatown’ con la ocupación nazi y la persecución judía, sino también, y sobre todo, la historia de la difícil supervivencia del hombre contemporáneo en una sociedad cruel y esencialmente malvada”. Además, la crítica también pone de manifiesto que “el arte es el gran protagonista de esta película a la vez épica e intimista, tan desoladora y luminosa como la vida misma”.

el pianista pelicula roman polanskiDEAPLANETA

Polanski logró recrear una atmósfera malsana y angustiosa, transportando al espectador a la Varsovia devastada por el nazismo. La fotografía austera, así como la banda sonora, contribuyen a la intensidad emocional del filme, mientras que los efectos visuales realistas añaden un plus de autenticidad a la trama. El trabajo de Adrien Brody en el papel de Wladyslaw Szpilman ofrece una interpretación magistral y profundamente conmovedora, que transmite la desesperación, pero también la determinación, de un personaje con una notable intensidad emocional. Este ejercicio interpretativo le valió merecidamente el Oscar al Mejor actor principal, así como sendas nominaciones a los Globos de Oro y los Premios BAFTA en la misma categoría.