Se burla de su novia diciéndole que la sorprenderá y la deja esperando.

Las redes sociales, conocidas por su diversidad y creatividad, también son testigo de situaciones que generan polémica y desaprobación. En esta ocasión, un video compartido en TikTok por el usuario Marcos Geton ha desatado críticas y rechazo hacia el joven, quien decidió jugar una broma de mal gusto a su novia haciéndole creer que le llevaría una serenata romántica.

El video, que comienza con el comentario «Le dije que saliera a grabar, pensó que le llevaría serenata y rosas«, muestra a la novia del joven esperando emocionada la sorpresa romántica. En las imágenes, ella aguarda con expectativa mientras él y sus amigos se encuentran dentro de un vehículo, divirtiéndose ante la situación.

Sin embargo, la expectativa se convierte en desilusión cuando, después de un tiempo de espera, la chica decide llamar a su novio para conocer su ubicación. La respuesta del joven, lejos de ser considerada, resulta insensible y decepcionante: «Ah, no, me equivoqué«. Ante el reclamo de la chica, la risa del joven y un indiferente «sorry, bye» son la desalentadora conclusión de la llamada.

La reacción en redes sociales no se hizo esperar, y numerosos internautas expresaron su desaprobación ante el comportamiento del joven. Comentarios como «No llores compa cuando llegue alguien mejor para ella» y «Ojalá llegue alguien que no se ande con jueguitos y le dé muchas flores» reflejan la indignación de los usuarios ante la falta de consideración y empatía del joven.

Algunos internautas, además de mostrar su descontento, se preguntaron sobre el futuro de la relación, cuestionando si la pareja seguía junta y brindando apoyo a la afectada. La polémica desatada por este video destaca la importancia de establecer límites en las bromas realizadas en redes sociales, recordándonos que la empatía y el respeto son fundamentales para evitar situaciones desagradables y herir los sentimientos de las personas involucradas.

La historia nos invita a reflexionar sobre el papel de las redes sociales en la construcción de relaciones y la responsabilidad que conlleva el compartir contenido, recordándonos que, en el mundo digital, cada interacción tiene un impacto real en la vida de quienes participan en ella.